Día de San Patricio

Hoy es 17 de marzo y desde hace algunos años es inevitable que se nos venga a la cabeza el día de San Patricio, y cómo no, su fiesta. Todos lo hemos “vivido” en peliculas y series y seguramente nos hayamos imaginado estar un día como éste en Dublín, Nueva York o Boston.

El nombre real de San Patricio era Maewyn y realmente no nació en Irlanda como todos podríamos creer sino en Escocia en el siglo IV. Su llegada a la Isla Esmeralda, nombre con el que se conoce a Irlanda debido a que afirman que en el país hay más de cuarenta tonalidades de verde, se debío a que consiguió huir de la esclavitud a allí comenzó a introducir la religión católica.

Uno de los grandes iconos de Irlanda, el trébol de tres hojas, llamado shamrock lo utilizaba el propio San Patricio para explicar con sus tres hojas la existencia de la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Es una metáfora de la evangelización que tuvo la isla en los últimos resquicios del Imperio Romano.

Otra de las curiosidades a cerca de San Patricio es la leyenda que afirma que él fue quien acabó con las serpientes de toda la isla, si bien es cierto que nunca ha habido serpientes en este país (quizás sea por él).

En cuanto a la fiesta en si, hoy será un día de celebraciones por medio mundo, principalmente en toda Irlanda y la zona este de los Estados Unidos, donde se concentran más de 30 millones de personas con raíces celtas, así que miles de personas con sombreros verdes disfrutarán de sus pintas de cerveza teñida de color verde para la ocasión y los más atrevidos lucirán su disfraz de leprechaun, ese simpático duendecillo con cara de viejo y vestido con traje de color de uno de esos más de cuarenta tonos de verde.

Ya que por desgracia a la mayoría de nosotros nos quedarán lejos las fiestas de Irlanda o las “ciudades irlandesas” de América podemos celebrarlo con un visionado de películas que evocan estos lugares. Ver una buena película sobre mafia como “El clan de los irlandeses”, una policiaca como “Mystic river”, empaparnos de historia con la bélica “El viento que agita la cebada” o un drama romantico con muy buena música (Óscar incluido a mejor canción) de la cinta llamada “Once”.

Con todo ésto solo queda aprovechar el día para tomar una pinta de cerveza y brindar diciendo salud, o como lo haría un auténtico irlandes, sláinte!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *