La trilogía de Guns N´Roses (Tercera parte: Stranged)

Stranged es la canción con la que acabó su trilogía Guns´Roses y se encuentra en el “Use Your Illusion II”. Este tema fue escrito por Axl inspirado en la relación entre su ex mujer, Erin Everly y él. Principalmente trata sobre la desilusión por haber perdido a su pareja y de sentirse vacío. Según Axl es uno de los temas más importantes de su carrera.

El videoclip fue grabado en el 93 y dirigido, como los dos anteriores, por Andy Morahan. No guarda una relación directa con “Don´t cry” y “November rain” (más adelante veremos los motivos). Comienza con la definición de la palabra “illusion” y acto seguido se ve una redada en casa de Axl en la que es arrestado. Después podemos ver escenas de un concierto grabado en Alemania, que se va intercalando con la historia. Siguiendo la trama podemos ver una escena totalmente diferente, ya que aparece Axl en una mansión con gente vestida totalmente de blanco, en lo que parece ser una clínica mental. En esa misma escena aparecen dos acepciones diferentes de la palabra “estranged” y algún sinónimo. Cuando sale de este sanatorio empiezan a aparecer de forma recurrente los delfines, los cuales aparecen cada vez que se siente en paz, como justo después, cuando pasea por el Sunset Strip de California, pasando por sus locales preferidos, el Roxy y el Rainbow (éste último aparecía en “November rain” también). Axl aparece sobre un barco y decide lanzarse al mar para acabar nadando con los delfines mientras Slash emerge del agua tocando su solo. Finalmente Axl es rescatado en en helicóptero, se ven imágenes del grupo en el directo y acaba con una nueva definición con dos acepciones de la palabra “desillusion” y Axl sonriendo junto con un delfín.

En un principio esta historia iba a ser la cuarta parte, pero los planes que tenían se torcieron cuando Axl y Stephanie, la cual apareció en las dos primeras partes, rompieron su relación. Por ese motivo ni guarda relación con los dos anteriores ni aparece Stephanie. Según el mismo Axl, la tercera parte de la trilogía iba a hablar de la destrucción mutua de la pareja de “November rain” pero tuvieron que cambiar de golpe los planes de cinco años. En este sentido estuvo muy agradecido con Slash, ya que según él hizo un gran esfuerzo con las guitarras en los cambios que tuvo que realizar para que quedara como pretendía.

En la canción Slash interpreta dos solos, uno de ellos bastante bastante recordado para los fans del grupo, en el que comentaba anteriormente que sale del agua con su guitarra. Esta escena tiene una anécdota, y es que Slash se resistió a rodarla y hubo que utilizar un doble.

El vídeo, como venía siendo ya costumbre en los anteriores dirigidos por Morahan fue uno de los más caros de la época, pasando de los 4 millones de dólares, y al igual que su predecesor en la trilogía duró más de nueve minutos. Cobra gran importancia en la historia la presencia de los delfines, que aparecen en momentos importantes. Aparece como logo de la limusina en la que sale del sanatorio, cuando vuelve con la banda, mientras pasea por el Strip y, sobre todo, cuando después de lanzarse al mar, momento en que parece que se va a hundir, los delfines consiguen guiarle. Acaba el vídeo sentado en un sofá, en albornoz y sonriendo junto con un delfín. Cabe destacar que los animales que aparecen fueron proporcionados por una asociación, a la cual la banda hizo una gran donación.

Hay muchas curiosidades más, como que la mansión (situada en una zona exclusiva de Malibú) que aparece y el perro son del propio cantante, pero para mí destacan dos curiosidades, además se podría decir que bastante diferentes. Por un lado, Axl aparece en el concierto del clip con una camiseta con la cara del asesino y líder de “la familia Manson” por delante y con la frase “Charlie dont surf” en la espalda. Y es que el cantante tenía cierta admiración por Charles. Al descubrir una grabación con canciones de Manson quiso incluir una versión en el disco “The spaghetti incident?“, algo que rechazó el resto de la banda y a consecuencia de ello Axl decide registrar él solo su versión. Por otro lado, una curiosidad más amable es que a pesar de acabar su relación con Stephanie Seymour, el hijo de ésta aparece en el videoclip, y es que para Axl este niño, Dylan, era como un hijo. Tenía miedo de que el pequeño creyera que ya no quería tener contacto con él aunque en realidad el problema es que no le dejaban contactar con Dylan. Axl cuenta en una entrevista que antes de grabar Dylan le regaló un dibujo de él sentado en la habitación. Axl decidió ir a esa habitación a sentarse como en el dibujo y se quedó dormido, teniendo un sueño que le llevo a tener una sensación que le llenó de paz.

Como en los dos post anteriores aquí dejo el tema para que disfrutéis de buena música, buen vídeo, y quizás encontréis otras curiosidades o saquéis otras conclusiones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *