Paredes que hablan

 

Algo hacemos mal cuando nos preocupamos de tantas cosas que se nos olvida lo más importante. No importa el destino sino el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *