Cómo acabar con tu Maserati

Desde hace ya unos años nos tenemos que conformar con música de consumo rápido. Nada que tiene que ver con un tiempo en el que los grupos sobresalían por su talento y no lanzaban un disco hasta conseguir que todas sus canciones fuesen “perfectas”. Se metían en un estudio todo el día, o toda la tarde si eres un Rolling Stone y se te alargan las noches (post aparte merece su exilio en Francia) sin importar el tiempo que tardarían en crear su obra. Ahora basta con tener un ritmo pegadizo, cuatro frases y ser el cantante de moda para sonar en todas las radios y discotecas.

Lógicamente, otro tipo de cantantes se ha hecho eco de todo ello en sus temas.  La anécdota que me ocupa hoy tiene que ver con uno de ellos, René Pérez Joglar, la mitad del grupo puertorriqueño Calle 13. Y es que ellos siempre se han caracterizado por sus letras ácidas y compromiso social y no querer ser metidos en el mismo saco que los artistas conocidos por sus letras sexistas y un tipo de vida lleno de lujos y excesos.

Calle 13 se dio a conocer por hacer temas de crítica social, un pequeño ejemplo es como empezaron. Su primer tema, que se hizo viral por Internet, se llama “Querido FBI” y salió un día después de que el líder de un grupo nacionalista de Puerto Rico, Filiberto Ojeda, fuera asesinado.

En 2014, dentro del disco “Multi viral” aparecía la canción llamada “Adentro”, que destaca tanto por la letra como por el vídeo y de la que René decía: “El objetivo del vídeo es lanzar un mensaje contra los excesos que promueven algunos artistas y contra el modo en que a veces se presenta la violencia”.

De la letra de la canción se podrían decir mil cosas, pero sería una falta de respeto hacia René porque nadie cuenta las cosas como él, así que es mejor disfrutarla con atención.

El tema es una crítica a ese mundillo de raperos con sus cadenas de oro, armas, mujeres y coches de lujo y un aviso a los jóvenes para que no “piquen”  y caigan en esa espiral en la que la violencia es habitual y muchas veces acaban matándose entre ellos. Lo más curioso de todo es que el mismo René reconoce que, en sus primeros años como rapero cayó en la tentación de ese mundo de ostentación, es más, el Maserati que aparece en el vídeo es suyo.

Precisamente, por eso mismo decide destrozar el coche. Cuenta que formó parte de ese mundo en algún momento, aunque el coche solo lo usara durante pocos meses. Su forma de pensar cambió, según él, cuando comenzó a viajar por el mundo, ya que no se correspondía con sus ideas. Tuvo el coche parado durante años, así que se decidió por darle un uso totalmente diferente, dar un contundente mensaje.
En relación a la canción, René dijo: “Creo que es bueno que uno se muestre vulnerable, que enseñe sus propias debilidades, como artista y como ser humano, sus problemas, sus inseguridades, sus equivocaciones. Eso es lo que hago en el tema “Adentro”.

Esta es tan solo una de las curiosidades de la banda, que, por suerte, suele ir más allá de la música y pone su granito de arena para ayudar a conseguir un mundo un poco mejor. “Cuando la tiranía es ley, la revolución es orden”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *