50 años de “Poder Negro”

 

16 de octubre de 1968, México. Decimonovenos Juegos Olímpicos. Queda una imagen grabada aun pasando cincuenta años ya. Dentro del Estadio Olímpico Universitario todas las miradas se dirigen al podio. Está sonando el himno de los Estados Unidos en honor de Tommie Smith, ganador de los 200 metros. Le acompañan en el segundo lugar el australiano Peter Norman y el también estadounidense John Carlos. Los dos americanos escuchan el himno con el puño alzado y vistiendo un guante negro, además de agachar la cabeza e ir descalzos. El motivo, mostrar al mundo  que todavía los hombres y mujeres de raza negra eran considerados como ciudadanos de segunda.

También el deportista australiano decidió tomar parte en la protesta, portando, al igual que Smith y Carlos una insignia del Proyecto Olímpico para los Derechos Humanos.

Otra curiosidad está en por qué uno de los americanos porta el guante en la derecha y otro en la izquierda, y es que Carlos olvidó su guante en la Villa Olímpica y Norman les dio la idea de que Carlos llevara el guante zurdo de Smith.

Esta imagen quedará para siempre en el recuerdo como una de las más importantes tanto en la batalla contra el racismo en los Estados Unidos como en la historia de los Juegos Olímpicos. Tras el suceso, el ganador, Smith, dijo unas palabras que también quedarán para siempre:

Si gano, soy americano, no afroamericano. Pero si hago algo malo, entonces se dice que soy un negro. Somos negros y estamos orgullosos de serlo. La América negra entenderá lo que hicimos esta noche“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *